viernes, 8 de junio de 2012

Under my skin


Me cogió por la cintura y me besó como no lo había hecho nunca. Sentía su lengua recorrer mi boca. Era raro que se tomara esas libertades tan arriesgadas para mí.
Luego se separó levemente de mí para mirarme a los ojos con su sonrisa pícara llena de deseo.
-¿A qué ha venido eso?- pregunté extrañada.
-¿Qué pasa? ¿Ahora no puedo besar a mi novia?
-Pues claro. Pero nunca lo habías echo de esa manera tan…- no pude volver a replicar porque ya estaba besándome otra vez, pero con más intensidad que antes.
Cuando me di cuenta ya me había quitado el suéter azul. Empezó a descender por mí clavícula y
poco a poco se iba acercando a mis pechos. Yo no sé cómo todavía estaba consciente.
Al poco ya me había quitado el sujetador. Instintivamente me tapé. El rió entre dientes. Me dijo que… “No tienes de que avergonzarte. Además, tú también vas a verme a mí y yo no me avergüenzo. Sabías que tarde o temprano lo ibas a hacer.”
En eso tenía razón.
“Sophie por dios, no te quedes embobada y quítale tú también ropa”, me decía a mí misma.
Empecé a reaccionar y le quité la camisa con extremada torpeza debido a mi nerviosismo. Él siguió besándome por todas partes hasta pararse en mis pechos. Mientras él los besaba tiernamente, yo empecé a desabrocharle el pantalón. Dejó de besarme y masajearme los pechos y me miró con una sonrisa pícara. Yo también le sonreí y le besé el cuello. Él se estremeció levemente. Empecé a bajarle lentamente los pantalones mientras nos mirábamos intensamente. Se los quité y los tiré por ahí de cualquier manera. Él también me quitó los míos. Mientras me tumbaba delicadamente en la cama y se acomodaba encima de mí, empezó a besarme descendiendo desde mis pechos por mi vientre y murmurando de forma que yo lo pudiera oír: “Te quiero”.
Sentía unos tenues calambres por todo el cuerpo mientras me besaba. De repente paró y antes de que me pudiera dar cuenta me puso encima de él.
-¿Qué haces?- pregunté desesperada por no notar sus tenues y ardientes caricias en mi cuerpo.- ¿Por qué paras?
-Solo quería preguntarte si tú quieres hacerlo.
-¡Tú que crees!- le contesté mientras me acercaba a su boca y le besaba desesperada mientras él se reía entre beso y beso.
Luego me volvió a poner debajo de él. Él continuó con su tarea de besarme y hacerme estremecer de placer.
Empezó a quitarme las braguitas y el camino que ellas recorrían era cubierto por el dulce aroma de los besos de Jamie que descendía suavemente por mis piernas.
Sin que me diera cuenta ya lo tenía en la parte prohibida de mi cuerpo. Yo solté un gemido de placer que seguramente me habría oído hasta mi padre desde casa. Reí para mis adentros al pensar en eso.
Ya empezaban a estorbarme los calzoncillos de Jamie, de manera que se los quité de un tirón y él se quedó mirándome con los ojos como platos. Esa parte de mí no la conocía, ¿eh?
De repente me sentí en la gloria. Ya no sentía un cuerpo encima del otro sino… un solo cuerpo.
Me sentía como… No sabía cómo me sentía.
Estaba tan relajada. Tan feliz de que por fin hubiera diera el paso. Hoy era mi dulce noche. Me sentía la persona más feliz del universo entero.
Llegué al éxtasis unos segundos después de Jamie. Fue maravilloso.
No recuerdo cuanto tiempo estuvimos abrazados, con la sábana de la cama rodeándonos y cubiertos de sudor. Hasta que Jamie rompió el silencio.
-¿Estás bien?
-¿Mmmm?- pregunté mirándolo felizmente.
-¿Qué si estás bien?- me dijo riéndose entre dientes.
-Soy la persona más feliz del universo entero.- le dije rodeándole el cuello con los brazos y besándole apasionadamente.- ¿Y tú?
-No te imaginas lo feliz que soy.- me besó la frente, los párpados, la punta de la nariz… Todo. Llenó mi rostro con su dulce aroma. Aunque creo que su aroma ahora lo tengo hasta en la sangre. Y me alegro muchísimo.
Después me dormí en sus brazos.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que os haya gustado :) Es de un libro que escribí el verano pasado ^_^
Un saludo y buen fin de semana! ;D
Licencia de Creative Commons
Under my skin is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional License.